¿Cuál es tu personalidad según tu estilo?



En cuanto a estilos se refiere, podemos decir que pasa igual que con los gustos... Hay una infinita variedad de posibilidades y combinaciones y eso es lo bello: un mundo de contrastes donde cada persona, en base a sus vivencias, sus preferencias y su personalidad, puede hacer propio un estilo que inicialmente podríamos calificar como genérico.


Seguro que la mayoría ya conocéis esta clasificación de los 7 estilos universales, ya que no es un tema novedoso, pero seguro que os encanta tanto como a mí poder identificaros con alguno de ellos y descubriros en sus particularidades.


Partiendo de que cada persona es un mundo y las posibilidades son infinitas, podemos diferenciar 7 estilos universales, que para mí, en controvertida opinión, verdaderamente son 5 que llevados más o menos a un extremo o añadiendo alguna que otra característica forman esos 7. Luego os explicaré por qué.

De lo que estoy segura es que te sorprenderá reconocer algunos rasgos de tu personalidad dentro de un estilo con el que tal vez no te identifiques o bien estés comunicando con tu imagen algo muy diferente a lo que verdaderamente querías contar.


Cada estilo reúne una serie de particularidades a nivel mental, emocional y corporal que se traduce en una manera de vestir diferente, por tanto, te invito a profundizar en ello para comprobar si realmente estás transmitiendo con tu vestuario lo que tú quieres expresar.

Vamos con el primero:

Romántico

El llamado estilo romántico como su propio nombre indica se trata de lucir un aspecto principalmente dulce y amoroso. Las personas que tienen este estilo suelen irradiar luz, magia y delicadeza. Llevan prendas de colores suaves y armoniosos, con formas fluidas, vaporosas y ligeras, siempre mostrándose de manera soñadora, alegre y encantadora.


Abundan los volantes, los vestidos, el encaje, la puntilla, los estampados alegres y ligeros, florales... Verdaderamente casi todas tenemos una parte romántica! O al menos una temporada romántica, pero hay para quienes supone una manera de vestir habitual más que ocasional.


Y aquí quisiera incluir, que por supuesto existe la romántica vestida lo más pastel del mundo con estampados florales en rosa chicle, volantes y encaje y también aquella romántica que de vez en cuando se viste de negro riguroso y tul plumeti...



(Románticas de distinta manera)


Natural

Cuando decimos estilo natural, no se trata de que si no es éste el tuyo seas artificial ni mucho menos, sino fundamentalmente hablamos de vestir de manera cómoda y sencilla, sin aditivos, sin extravagancias... Perfectamente se pueden usar unos zapatos de tacón un día y seguir siendo natural, pero digamos que no es lo más habitual en este estilo, pues su emblema es la comodidad.


Las prendas más recurrentes son aquellas que permitan libertad de movimiento, de materiales nobles y agradables, con cortes anatómicos sencillos, amplios y resueltos. Claro que puede haber estampados, claro que puede haber colorido, de hecho lo hay y muy variado, pero siempre acompañando a una prenda que esencialmente resulte cómoda y desenfadada. Son personas prácticas, cercanas, transparentes y accesibles y ello es lo que transmiten sus prendas predilectas.

(No se tiene porqué ir descuidada)


Tradicional

El estilo tradicional es uno de los más extendidos, por ello nos puede resultar no un tipo de estilo, sino "el estilo" si no tienes otro. Y es normal, porque es uno de los más adoptados en la mayoría de culturas occidentales, por lo que al final a fuerza de ver, acabamos incorporándolo como propio. Mira que os digo que no copiéis....


Podríamos decir que algunas personas le otorgan la etiqueta ser "la manera correcta de vestirse" sobre todo al pasar determinada edad, cosa que no termino de encontrarle explicación pues adoptarlo "por obligación" acaba por transmitir un aspecto aburrido... Os animo a romper con ello si es vuestro caso.


Pienso que no es cuestión de enaltecerlo ni de odiarlo y mucho menos una cuestión de edad, sino sencillamente de coincidir o no con tu gusto y personalidad, como todos los demás, pues se identifica con una forma de vestir clásica y usual, sin excesos ni excentricidades, perdurable en el tiempo, adaptable, sencilla... lo cual muchas veces es una virtud en los tiempos que corren... ahí lo dejo. Son personas de fiar, estables, arraigadas, sobrias y correctas.

(Por supuesto puedes transmitir mucho)



Creativo

El estilo creativo supone una vía de expresión para las personas que lo tienen. De acuerdo, que todos los estilos expresan y que de cualquier manera que nos vistamos vamos a comunicar algo, pero este estilo en concreto, encuentra su objetivo en transmitir y manifestar al detalle la personalidad de quienes lo adoptan, por ello es tan variable de unas a otras.


Podemos establecer como rasgo principal la expresión. No es nada recomendable intentar adoptarlo si no es el tuyo, puesto que puede resultar estrafalario y sinsentido, ya que se fundamenta en comunicar lo que la persona quiera transmitir, más allá de una prenda arriesgada en concreto, sino más bien, la suma, el conjunto y combinación de todas ellas, sus detalles, colores y formas.


El estilo creativo ofrece un retrato emocional de la imagen personal, sin sutilezas ni engaños, llamando la atención de manera auténtica, original, y como su nombre indica, creativamente.


(Cada una en su grado de sofisticación)


Dramático

El llamado estilo dramático, para quienes lo contemplan supone un espectáculo sensorial dotado de fuerza, carisma y diferenciación. Y aquí viene la controversia por mi parte, pues se trata de un estilo destacable por su distinción y originalidad, lo cual os sonará al estilo creativo, ¿verdad?... La diferencia radica en el grado de sofisticación que en su caso, está elevada a su máxima potencia para poder mostrase imponentes y diferentes al resto con rotunda determinación.


Por ello las personas que tienen este estilo, se perciben vanguardistas, selectos y exclusivos.

A mi juicio, el grado de sofisticación del estilo no es un rasgo suficiente para que pueda surgir uno diferente, simplemente una particularidad dentro del mismo que lo eleve más o menos según las características de cada persona... Por ello considero que más que un estilo a parte, podría ser una exhalación del estilo creativo.



Elegante

Pasemos al estilo elegante, aquel que creemos adoptar automáticamente cuando nos vestimos por ejemplo de largo para un evento y... dejadme que lo desmienta pues como sabéis, se puede ir de largo bien vulgar.

No hablamos de un estilo sujeto a un nivel de vida concreto o un único tipo de prenda, sino más bien a la manera de seleccionarlas, lucirlas y combinarlas.

Hay personas sumamente elegantes que lo son no por su vestuario, sino por cómo lo llevan.


La elegancia es una cualidad adherida a la persona, pero podemos identificarla en un estilo de características comunes como son la pulcritud, la perfección, la sutileza, el refinamiento... una persona de estilo elegante cuida mucho cada detalle de su aspecto porque uno de los rasgos más identificativos es el equilibrio, por ello, no abundan los complementos y cada uno juega un papel protagonista cuidadosamente seleccionado.


Verdaderamente no existen prendas elegantes o no elegantes, sino combinaciones y ademanes que determinan esa elegancia. El estilo elegante, como todos, o se tiene o no se tiene, pero es especialmente difícil incorporarlo de manera forzada, de hecho nada recomendable si no es el tuyo, pues tal vez te haga perder la frescura o autenticidad que adoptando tu propio estilo quedaría de manifiesto.

(Elegante y seductora a la vez)


Seductor

Por ultimo, el estilo seductor, fácilmente identificable por centrarse en explotar con voluptuosidad la anatomía de una silueta generalmente bien trabajada y sumamente cuidada. Éste estilo lo encontramos en personas extrovertidas, vitales, activas y exigentes, con un elevado auto concepto de su feminidad o masculinidad y sus correspondientes armas de seducción. Por ello visten prendas provocativas, atrevidas y ceñidas que respeten sus líneas corporales resaltándolas para llamar la atención.


En mi opinión, ello tampoco es un estilo que pueda clasificarse como genérico para englobar a muchos más, sino más bien una característica más o menos adoptable dentro de cualquier estilo, pues considero que puedes ser una persona de estilo muy natural y a la vez sumamente seductora aunque no vistas ceñida o bien tener un estilo creativo y vestir muy ceñida sin que por ello pases a pertenecer a un estilo seductor, igual que elegante y seductora, o bien romántica y seductora los cuales me atrevería a decir que incluso van de la mano.


Si la cuestión es diferenciarlo de los demás simplemente por el hecho de emplear prendas ceñidas de pies a cabeza o bien que resalten los atributos naturales: corto, escotado, trasparente... tal vez hablar de "sensualidad" no sea el término. Ahí lo dejo.

En cualquier caso, estos son los considerados 7 estilos universales, y como hemos visto, cada uno de ellos, responde a unas características reconocibles y rasgos personales tanto a nivel físico como emocional y psicológico.

Seguro que te habrás identificado con alguno de ellos o incluso con varios, lo cual es básico para profundizar en tu estilo personal y poder comprobar si lo que transmites está en sincronía con lo que sientes y quieres comunicar.

Si quieres revisar tu estilo más a fondo y de manera personalizada, pincha aquí


¿Quieres suscribirte al Blog Matatendencias para estar al tanto de cada nuevo post?

Además recibirás descuentos especiales y otras sorpesas :-) ... Pincha aquí


65 vistas